Anticonceptivos de barrera

By | febrero 10, 2013

Los métodos de barrera son seguros y eficaces para la prevención de embarazos no deseados.  Estos métodos actúan como un obstáculo, impidiendo que el espermatozoide del hombre llegue al óvulo de la mujer. Algunos de estos métodos también protegen frente a enfermedades de transmisión sexual.

Los métodos de barrera funcionan solo cuando se usan correctamente y cada vez que se tengan relaciones sexuales. Un solo acto sexual sin el uso de un método anticonceptivo puede dar lugar a un embarazo.

El preservativo masculino es el más conocido, y consiste en una funda muy fina de látex que se coloca sobre el pene en erección.  Antes de ser utilizado debe conservarse en un lugar seco y a temperatura adecuada, asegurándose de que la fecha de caducidad sea correcta.  Aunque tiene una gran eficacia anticonceptiva, en caso de rotura o de haberse quedado retenido enla vagina, su eficacia no puede ser garantizada por lo que puede ser necesario recurrir a la anticoncepción de emergencia (píldora del día después).

El preservativo femenino es una funda muy fina de poliuretano lubricado con una sustancia a base de silicona. Recubre las paredes de la vagina y también la vulva. Presenta 2 anillos: uno interior que sirve para su colocación dentro de la vagina, y otro exterior que permanece plano y cubre los labios durante el coito. La cara interna  del preservativo debe estar suficientemente lubricada para evitar que el anillo exterior se introduzca en el interior de la vagina.

Al igual que el preservativo masculino es de un sólo uso y resulta eficaz para la prevención de las enfermedades de transmisión sexual, incluida la infección por VIH/SIDA.

El diafragma es como un caparazón de látex muy flexible que se coloca en el fondo de la vagina, cubriendo completamente el cuello del útero. Impide el paso de los espermatozoides al interior del útero porque tapa el cuello uterino, que es el punto de entrada.  Existen diferentes medidas del diafragma, por lo que es necesario que una matrona indique la talla correcta e instruya en la colocación y la retirada. Su utilización se acompaña de una crema espermicida, que se extenderá sobre las dos caras y bordes el diafragma. Se debe colocar antes del coito no pudiendo retirarlo hasta pasadas 6-8 horas. La mayor ventaja frente al preservativo, es que puede colocarse antes de iniciar el contacto sexual, de manera que no se interrumpe el transcurso de la misma.

Además de estos tres tipos de anticonceptivos de barrera también existen las esponjas, el capuchón cervical (no es lo mismo que el diafragma)  y las cremas y óvulos espermicidas utilizados de forma aislada a otros método, pero tienen una eficacia bastante limitada.

La elección de uno u otro método de barrera dependerá de las necesidades individuales de cada pareja, la necesidad de protección frente a enfermedades de transmisión sexual y la utilización conjunta de otros métodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *